• FREE SHIPPING OVER 60€

Dietista, nutricionista y amante de la vida sana

Dietista, nutricionista y amante de la vida sana

Dietista, nutricionista y amante de la vida sana

by Maria de Lluc

Joven, emprendedora, luchadora, empática, apasionada de todo lo que hago, … YO. Única en el mundo y con la certeza de que he venido aquí para hacer de él, un lugar mejor.

¿Cuántas veces durante el día de hoy has parado y te has dedicado unos minutos a ti?

Te propongo que ahora sea uno de estos momentos. Para, escucha tu respiración, mantente en el presente, el momento es ahora, el tiempo es único y no vuelve, exprímelo y disfruta.

Para las que no me conozcáis, me presento, soy Maria de Lluc Martorell, 27 años, mallorquina, viviendo en Barcelona. Graduada en publicidad y relaciones públicas, con un máster en protocolo, organización de eventos y relaciones institucionales. Después de más de 4 años de experiencia trabajando en marketing y con una última muy buena posición de directora de marketing de una importante distribuidora de moda, decidí dar un cambio a mi vida buscando la vida que he venido a vivir y haciendo lo que me apasiona, ayudar a los demás.

Además de todo esto, soy dietista.

Durante estos últimos años he dejado de lado mi carrera profesional en el mundo del marketing y he iniciado mi proyecto personal. Yo sola he creado mi propia comunidad y mi consulta online, la cual quiero como si fuera mi bebé y realmente, soy muy feliz. 

Me apasiona el deporte y entiendo la nutrición y la dietética más allá de los alimentos. Entiendo la nutrición como una de las responsables de la salud integral, del bienestar de las personas pero no únicamente del bienestar físico sino del bienestar físico y mental.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando hablamos de salud integral no nos referimos únicamente a la ausencia de enfermedades sino que la salud integral es el bienestar físico, emocional y social de un individuo y ahí es dónde me gustaría estar y dónde me gustaría que se me reconociera.

Siendo dietista, algunas de las afirmaciones con las que más me encuentro son:

  • “Tienes que ayudarme a estar mejor”
  • “Hazme una dieta”
  • “Qué puedo comer”
  • “¿Pero esto engorda?, ¿Lo puedo comer?”
  • “Yo quiero llegar a estar así” 

De entre un sinfín de frases siempre relacionadas con el estar bien, lo que se puede o no se puede hacer, alimentos prohibidos, permitidos, el entrar dentro de unos estándares, etc.

Pero lo que desconocemos es que esto no va de qué podemos comer o qué no podemos comer, esto va de “cómo estamos, cómo nos sentimos, qué es lo que queremos y qué estamos dispuestas a hacer para conseguirlo.

Como dietista, siempre promoveré la importancia de practicar un estilo de vida saludable, pero un estilo de vida saludable entendido como un todo. De nada me sirve tener una paciente que lleve a cabo una pauta nutricional de 10, cuando a nivel anímico, emocional, físico, etc. los hábitos brillen por su ausencia.

La práctica de un estilo de vida saludable es fundamental para gozar de un bienestar físico y mental y nos ayuda a prevenir innumerables enfermedades.

Todas y cada una de nosotras tenemos unas prioridades diferentes en la vida, pero si de algo estoy segura y me encuentro a diario en consulta, es que todas queremos estar bien y para estar bien, debemos estar en equilibrio con lo que hacemos, lo que queremos y lo que vamos logrando a partir de nuestras acciones.

¿Y cómo podemos lograr estar bien, lograr este equilibrio?

Mediante la suma de diferentes prácticas.

  • Alimentación saludable. Teniendo en cuenta que este es mi ámbito, podría pasarme horas hablando de ello, pero lo resumiré en que la clave está en priorizar alimentos naturales. Basa tu dieta en verduras y hortalizas, alimentos frescos y de temporada, fuentes de grasas saludables de buena calidad, suficiente cantidad de proteína, una buena hidratación y evita el consumo de alcohol y ultraprocesados. Alimentarnos correctamente es un aspecto esencial para estar saludables y la prevención de numerosas enfermedades, pero una alimentación saludable por sí sola no será suficiente.
  • Tu estilo de vida. 
  • Haz ejercicio. Haz lo que te guste, pero muévete. La sociedad actual tiende a ser sedentaria. Trabajamos sentadas, miramos la tele sentadas, comemos sentadas, quedamos con amigas y tomamos algo, sentadas… Unos 60 minutos de actividad física al día 3 o 4 días a la semana ayudan en la prevención de enfermedades y mejoran la calidad de vida. Salta, baila, camina, nada, pasea, sal en bicicleta, corre… Haz el deporte que más te guste, disfrútalo, pero hazlo.
  • No fumes.
  • Prioriza el buen descanso. Tan importante es mantenerse activa como descansar. El sueño es esencial para recuperarnos, el descanso es una necesidad del organismo y una correcta gestión del sueño nos ayuda a pensar con claridad, a mantener el sistema inmune fortalecido, a mejorar el estado de ánimo y a mejorar nuestra composición corporal. 
  • Bienestar mental. Guardate un momento al día para ti. Comparte tiempo de calidad con tu pareja o amigas, haz más de lo que te hace bien. ¿Cuántas veces habréis escuchado e incluso vosotras mismas habréis dicho “es que no tengo tiempo ni para mi”? Pues a partir de hoy, se ha acabado. Hemos normalizado vivir en un estado de ansiedad y estrés permanente considerándose uno de los principales enemigos de nuestro bienestar y que afecta de forma directa a nuestro sistema inmune. Es muy importante que aprendamos a manejarlo, llevar a cabo técnicas de relajación como la meditación, el yoga o aquella que tú sepas que te funciona. Lo importante, como todo, es que hagas lo que hagas, lo disfrutes.

 

El favorito de Maria

Como habréis visto, los hábitos que os propongo para llevar un estilo de vida saludable son bastante sencillos y están al alcance de cualquiera de nosotras, entonces, ¿cuál acostumbra a ser el problema? La falta de compromiso y constancia. Tendemos a ir en piloto automático, tenemos mil cosas al día y nos dejamos como última opción. Priorizamos familia, trabajo, amigos, hijos, llegar a todo antes que a nosotras mismas cuando debería ser lo contrario.

Lleguemos a nosotras y después veamos cómo distribuimos el resto de nuestro tiempo.

Al principio, se nos puede hacer algo cuesta arriba, pero te recomiendo que empieces por pequeñas cosas. Si acostumbras a consumir muchas bebidas azucaradas, reduce el consumo a una bebida azucarada a la semana. Si trabajas desde casa y apenas te mueves, sal a caminar 30 minutos mientras escuchas un Podcast de algún tema que te guste, si apenas consumes fruta, empieza añadiendo una pieza de fruta al día… La incorporación de estos cambios a nuestra rutina conlleva tantos beneficios que hacen que merezca la pena y te permitirán darte cuenta de que, pequeños cambios, acaban dando grandes resultados.

¿Sabes que según la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) aproximadamente el 50% de los cánceres se podrían evitar con hábitos de vida saludables? Merece la pena intentarlo, ¿verdad?

Recuerda que actualmente contamos con infinidad de información a nuestro alcance a tan solo un click, increíbles divulgadoras de contenido, personal muy formado y cualificado al que podrías recurrir en caso de necesitar ayuda. No tengas miedo de pedirla, estoy segura de que ¡estarán encantadas de ofrecértela!

Y recuerda, estamos aquí para ayudarnos, para disfrutar con salud y para hacer de este mundo, un mundo mejor.Os mando un fuerte abrazo y que tengáis una muy buena entrada de año siempre priorizándonos y sintiéndonos afortunadas de todo lo que tenemos por poco que nos parezca.

Maria de Lluc
@mariadellucmr

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10% de descuento

Close filters
Búsqueda de productos
Precio
Talla del producto
Categorías

Cart

Cart is empty

Subtotal
€0.00
0
X